InternacionalNoticiasRecientes

Papa Francisco celebra misa de Jueves Santo con cardenal despedido el año pasado | TDI Colombia

CIUDAD DEL VATICANO – El Papa Francisco celebró sorpresivamente una misa el Jueves Santo con un cardenal al que despidió el año pasado, extendiendo un gesto extraordinario al cardenal Angelo Becciu al celebrar la liturgia que conmemora la Última Cena de Jesús con sus apóstoles antes de su crucifixión.

La noticia de la celebración, en la capilla privada de Becciu, fue confirmada por su secretario privado. Además, un viejo amigo que estuvo en contacto con Becciu después de la visita papal dijo que el cardenal estaba «muy feliz» con el encuentro. Un funcionario del Vaticano dijo que no podía confirmar la iniciativa privada de Francisco, pero agregó que «tal gesto de paternidad no parece extraño en un día como hoy, Jueves Santo».

La visita tuvo un enorme peso simbólico y podría sugerir que Francisco pudo haberse dado cuenta de que se había equivocado en el manejo del expediente de Becciu. Francisco ha valorado durante mucho tiempo el servicio del Jueves Santo como un ritual de arrepentimiento y servicio.

Francisco forzó la renuncia de Becciu el 24 de septiembre aparentemente actuando en base a las acusaciones, contenidas en un artículo aún por publicar en la revista italiana l’Espresso, de que Becciu había enviado 100.000 euros en fondos de la Santa Sede a una organización benéfica diocesana controlada por su hermano. 

Becciu admitió que envió los fondos a la organización benéfica, no a su hermano, y dijo a los periodistas que no había hecho nada malo. El dinero nunca salió de la cuenta bancaria de la diócesis.

Papa Francisco delega segunda misa de Jueves Santo

Es la segunda temporada consecutiva de Pascua bajo restricciones COVID-19. El Vaticano sigue las pautas de Italia, que ha experimentado un resurgimiento de infecciones y muertes.

Becciu en ese momento era el número dos en la secretaría de Estado del Vaticano y disfrutaba de plena autoridad para administrar la sustancial cartera de activos del departamento, incluido su uso para donaciones caritativas.

Becciu ha presentado una demanda por difamación de 10 millones de euros contra L’Espresso, alegando que su informe y meses de otros artículos dañinos que citan a fiscales del Vaticano no identificados arruinaron su reputación y eliminaron sus posibilidades de convertirse en Papa.

Francisco pudo celebrar el servicio con Becciu después de que canceló su participación en la misa oficial del Jueves Santo del Vaticano en la Basílica de San Pedro, delegándola al decano del Colegio Cardenalicio.

El Vaticano nunca explicó por qué Francisco delegó el servicio oficial. Francisco ha viajado tradicionalmente a una prisión o a un centro de refugiados para el servicio del Jueves Santo, que generalmente implica un ritual de lavado de pies para simbolizar la voluntad de Jesús de servir a los demás.

Desde la destitución de Becciu, la conducta de los fiscales penales del Vaticano que investigan una serie de acuerdos financieros supuestamente corruptos ha sido objeto de crecientes críticas. Han sufrido una serie de derrotas en tribunales extranjeros que dictaminaron que sus registros eran ilegítimos, que sus órdenes de arresto no eran ejecutables y que sus solicitudes de incautación de activos estaban «espantosamente» llenas de tergiversaciones y omisiones.

 

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = «https://connect.facebook.net/es_LA/all.js#xfbml=1&version=v4.0»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, «script», «facebook-jssdk»));

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: