Medio AmbienteNoticiasRecientes

Un joven inventor recicla EPIS y mascarillas usadas para convertirlos en ladrillos eco-friendly

Muy pronto habrá más mascarillas que medusas en el océano. Estas mascarillas usadas, así como el resto de equipos de protección individual usados en esta pandemia, se han convertido en un grave problema para el medio ambiente.

Binish Desai, de 27 años, conocido como el “hombre del reciclaje de la India“, se sumergió en su laboratorio casero para idear una ingeniosa solución -Brick 2.0- para hacer frente a la creciente aumento de basura relacionada con los EPIS y mascarillas.

Desde abril de 2020, se dedica a reciclar residuos biomédicos, especialmente mascarillas de un sólo uso y kits de EPI no tejidos, para convertirlos en ladrillos que, según afirma, son respetuosos con el medio ambiente.

Su empresa, Eco-Eclectic Technologies, con sede en Gujarat, ya ha iniciado la producción comercial en septiembre de 2020. Anteriormente, en 2010, Binish había desarrollado los ladrillos P-Block 1.0, fabricados principalmente con residuos de papel, restos de goma de mascar, algunos aglutinantes orgánicos y extractos de plantas. Los nuevos ladrillos son una versión actualizada de los ladrillos P-Block 1.0.

El Brick 2.0 de Binish contiene un 52% de EPIS y mascarillas trituradas, un 45% de residuos de papel y un 3% de aglutinante especialmente desarrollado.

Tras la limpieza, el material se tritura, se añade al papel de desecho industrial obtenido de las fábricas de papel y se mezcla con un aglutinante. La mezcla se almacena durante 5-6 horas antes de introducirla en un molde. Los ladrillos se secan de forma natural durante tres días, y los productos están listos para su uso.

La nueva variante, Brick 2.0, es más resistente y duradera, por lo que es tres veces más fuerte que los ladrillos convencionales con el doble de tamaño y la mitad de precio. Es ignífugo, reciclable y absorbe menos de un 10% de agua para garantizar un buen agarre de los yesos.

La seguridad y la higiene son primordiales a la hora de manipular los residuos médicos. Binish admitió que siguen las directrices de la Junta Central de Control de la Contaminación. Los residuos de EPIS deben permanecer intactos durante 72 horas antes de ser procesados. Binish también introdujo algo llamado Eco Bins para recoger los residuos generados en hospitales, comisarías de policía y otros lugares donde el personal o las personas utilizan kits de EPI y mascarillas de uso médico.

Los contenedores tienen una marca que indica que están llenos. Una vez llenos, los residuos se dejan sin tocar durante las siguientes 72 horas, y luego se desinfectan a fondo y se trituran en sus centros.

Los ladrillos se utilizarán en la construcción de viviendas y fábricas. Cada ladrillo tiene un tamaño de 30 x 20 x 10 centímetros, y utiliza 7 kg de residuos biomédicos por pie cuadrado. Binish afirma que es más ligero y resistente que el P-Block 1.0 y que cuesta 3 céntimos de euro por pieza.

Más información: www.binishdesai.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: