InternacionalNoticiasRecientes

Kerry insta a cooperación mundial sobre cambio climático incluyendo a China | TDI Colombia

De viaje en Asia como enviado presidencial para el clima, John Kerry ha instado a la cooperación entre Estados Unidos y China y demás países sobre el cambio climático, argumentando que «ninguna nación puede resolver este problema por sí misma».

Sobre la incapacidad de hacerlo de forma individual, Kerry afirmó: «Imposible. Cada uno de nosotros necesita a todos los demás en la mesa para que esto suceda».

Hablando con CNBC después de asistir al Diálogo Regional para la Acción Climática en Abu Dhabi, organizado por los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Kerry expuso claramente el punto de vista del actual gobierno estadounidense.

«Esto no se trata de China, esto no es un contraataque a China. Se trata de China, Estados Unidos Estados, India, Rusia, Indonesia, Japón, Corea, Australia, un montón de países que están emitiendo una cantidad considerable. Estados Unidos y China son los que más emiten», consideró.

Las declaraciones de Kerry el domingo se produjeron antes de una visita a la India del 5 al 8 de abril y a Bangladesh el 9 de abril.

«India está haciendo el trabajo sobre el clima, empujando la curva», dijo Kerry en Nueva Delhi el martes, según la agencia Reuters. «Es indiscutible que ya es un líder mundial en el despliegue de energías renovables».

Ambas paradas tienen como objetivo enfatizar la búsqueda de la administración de Biden de un compromiso internacional para abordar el cambio climático.

Kerry, exsecretario de Estado de Estados Unidos, no se reunirá con el zar del clima de China, Xie Zhenhua, en esta gira, aunque se conocen por interacciones anteriores.

Xie es una figura central en el plan de Beijing para eliminar las emisiones de carbono para 2060 y su principal negociador en el Acuerdo de París sobre Cambio Climático de 200 países. Se cree que la relación de Xie con su homólogo estadounidense, Todd Stern, ayudó a impulsar el acuerdo de París a finales de 2015, según Reuters.

Xie fue nombrado nuevo enviado especial para el clima de China, anunció el Ministerio de Ecología y Medio Ambiente del país en febrero, y su reelección después de una pausa de dos años refleja el compromiso de China de fortalecer la comunicación con la administración Biden sobre el cambio climático, según indicó Bloomberg.

China y Estados Unidos, las dos economías más grandes del mundo, juntos representan el 43% de las emisiones globales de dióxido de carbono.

Reconstruyendo la relación

Jennifer Turner, directora del Foro Ambiental de China del Wilson Center, dijo al servicio de VOA Mandarin que hay muchas partes en movimiento a medida que Estados Unidos y China reinician su relación después de los tiempos muy tensos y conflictivos de los últimos años, durante la administración Trump.

«Kerry y Xie ya se conocen bien por las frecuentes interacciones durante la administración de Obama, así que puedo ver por qué no era urgente que los líderes climáticos de ambas partes se reunieran de inmediato», dijo a VOA Mandarin.

Jane Nakano, experta en seguridad energética y cambio climático del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, cree que el cambio climático es un área en la que la cooperación entre Estados Unidos y China puede conducir al progreso a pesar de las diferencias en comercio, derechos humanos, propiedad intelectual y tecnología. 

«El enfoque declarado de Washington hacia China es ser ‘colaborativo cuando sea posible’, así como no hacer concesiones desagradables en esas otras áreas a cambio de la cooperación china en el área climática», dijo a VOA Mandarin por correo electrónico. «Desde el lado chino, Beijing puede sentir que no hay mucho que ganar al iniciar de manera proactiva el compromiso climático directo uno a uno, especialmente cuando el clima es una prioridad para la administración Biden y no para China».

«Beijing puede preferir ver lo que Washington está dispuesto a ofrecer o pedir a Beijing», agregó.

Sin embargo, Richard Weitz, director del Centro de Análisis Político-Militar del Instituto Hudson, dijo que cualquier retraso en las conversaciones entre Washington y Beijing puede ser poco más que un momento.

«Su falta de una conversación directa puede deberse a razones logísticas», como programar reuniones entre diplomáticos ocupados, dijo Weitz a la VOA. También existe la posibilidad de «un deseo de Estados Unidos de reunirse primero con sus aliados y socios antes de negociar con China».

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha hecho de la lucha contra el cambio climático una prioridad. Lo llamó «el problema número uno que enfrenta la humanidad» como candidato demócrata en octubre, y el 27 de enero, días después de asumir el cargo, firmó una orden ejecutiva «para potenciar el ambicioso plan de nuestra administración para enfrentar la amenaza existencial del cambio climático».

Biden está planeando una cumbre virtual de dos días con líderes mundiales el 22 y 23 de abril. El sitio web de la Casa Blanca informa: «La Cumbre de Líderes sobre el Clima subrayará la urgencia – y los beneficios económicos – de una acción climática más fuerte. Será un hito clave en el camino hacia la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático este noviembre en Glasgow».

La reciente propuesta de infraestructura de 2 billones de Biden incluye una inversión de 35.000 millones de dólares en tecnologías limpias y 174.000 millones en la revisión del mercado de vehículos eléctricos del país.

Mientras tanto, la inversión de China en energía limpia alcanzó los 83.400 millones de dólares en 2019.

«La magnitud del desafío es el problema más difícil que enfrentan ambos; los costos financieros y la interrupción de la vida de las personas involucradas en el cambio de las políticas energéticas de China y Estados Unidos es enorme», dijo Weitz del Instituto Hudson.

Obstáculos para la asociación climática

Pero las marcadas diferencias en derechos humanos y comercio están creando obstáculos para una posible cooperación en cuestiones climáticas entre las dos superpotencias.

«China y Estados Unidos están entrando en una era de competencia, crítica y rivalidad cada vez más abiertas en una variedad de esferas (económica, diplomática, tecnológica y posiblemente militar) que hacen que cualquier tipo de cooperación sea más difícil de lograr», Carsten Vala, un profesor de ciencias políticas en la Universidad Loyola de Maryland, dijo a VOA Mandarin.

«Las cosas más difíciles son, sin duda, la creciente asertividad de China en las relaciones internacionales», dijo. «Esa postura se deriva de la creencia del liderazgo del Partido Comunista de China de que manejó mejor la pandemia de COVID-19 y sobrevivió a la desaceleración económica mundial mejor que los países occidentales, junto con las proyecciones de que se prevé que su economía rivalizará con la de Estados Unidos en los próximos dos años».

Esto ha hecho que los principales líderes de China «estén menos dispuestos a comprometerse», agregó.

Turner, del Wilson Center, estuvo de acuerdo. «Las administraciones de China y Estados Unidos están navegando por algunos desacuerdos duros sobre comercio y derechos humanos, etc., lo que no deja mucho espacio político para la colaboración en diplomacia climática», dijo.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = «https://connect.facebook.net/es_LA/all.js#xfbml=1&version=v4.0»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, «script», «facebook-jssdk»));

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: